¿Alguna vez te los has pensado dos veces antes de darle al botón enviar porque en el email revelabas a alguien tu contraseña secreta? ¿Te ha temblado el pulso a la hora de introducir tu número de tarjeta de crédito en un formulario? Está bien, porque hay muchas formas de que alguien que no debe verlo acabe conociendo tus datos personales. Para evitarlo llega el servicio Lockify.

Este servicio para comunicaciones, que sus creadores denominan como un Bit.ly o un Twitter para comunicaciones seguras, ofrece a los usuarios una forma sencilla y rápida de enviar información sensible a través de Internet asegurándose de que va a llegar única y exclusivamente a su destinatario, sin que nadie la lea por el camino.

Lockify fue presentado en el evento de startups LAUNCH, aprovechando la cita para hacer una demostración pública, y dejó con la boca abierta al jurado. Existen otros servicios semejantes para mandar mensajes seguros como PGP, pero tienen mayores requisitos, como por ejemplo que ambos usuarios tengan el programa instalado o que estén informados de cómo utilizarlo.

Esta nueva compañía lo simplifica mucho: introduce un mensaje para que sea encriptado y después fija un nivel de seguridad. Para hacerlo existen varios métodos: puedes hacer una pregunta que solo sepa responder la persona que lo recibe, puedes pedirle que se registre en Gmail para autentificar su menaje o incluso pedirles que utilicen su teléfono móvil, en el que recibirán un mensaje con el código de desbloqueo.

Una vez introducido el método de encriptación del mensaje, el usuario recibe una URL acortada, que es lo que hay que enviar al receptor. Como ya es segura, no importa si se le envía mediante un email, una conversación de mensajería instantánea o cualquier otro sistema con riesgo de ser arriesgado. Si alguien intercepta el mensaje seguro no sabrá cómo desencriptarlo.

Además de esta función básica, Lockify también tiene disponible una API por lo que este servicio se va a poder integrar en otros servicios que se ofrecen por Internet. Aunque siguen siendo funciones complementarias con otras medidas de seguridad en las empresas o para el usuario como las que ofrece Chrome.

Por ahora Lockify está en fase de beta privada. Quien esté interesado en probar el sistema tan solo tiene que registrarse con su cuenta de correo electrónico. Desde la empresa afirman que irán más allá de la encriptación de mensajes de texto para permitir la encriptación de archivos completos. En el futuro también llegará “LockifyMe”, la función que permitirá a las compañías recibir información encriptada de sus clientes.

Anuncios